Enriquecedora capacitación en España

Las asociadas Adriana Acevedo, Noelí Ballhorst, Evangelina Bruzzo y María Valentina Ramírez Amable concurrieron a una capacitación en la Escuela Judicial de España, que funciona en Barcelona, y coincidieron en que se trató de una experiencia “muy enriquecedora” para la prestación del servicio de justicia.

Entre el 1 y el 5 de octubre, Evangelina Bruzzo (vocal del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Concepción del Uruguay), María Valentina Ramírez Amable (vocal de la Cámara Civil y Comercial de Paraná), Adriana Acevedo (jueza Civil y Comercial con competencia en procesos de ejecución de Paraná,) y Noelí Ballhorst (defensora en materia civil de Paraná) participaron de una capacitación en la Escuela Judicial, que depende del Consejo General del Poder Judicial de España, y funciona en Barcelona.

El curso intensivo se conformó con clases dictadas diariamente en la Escuela Judicial, que abarcaron distintos temas teórico/prácticos, referidos a la organización del Poder Judicial de España, el sistema de selección de jueces y los programas de capacitación continua de jueces y magistrados en función. Asimismo, se abordaron temas referidos a las regulaciones y organización judicial española para afrontar los problemas de violencia de género, derecho a la vivienda, régimen legal para adultos mayores, derecho al olvido en materia de información que circula en la web, régimen de comunicación entre jueces en la comunidad económica europea en materia penal para delitos de trata de seres humanos y pautas básicas sobre ciber delito, entre otros.

“Hubo módulos de formación judicial, de derecho civil y procesal civil, de derecho penal y procesal penal, de derecho contencioso administrativo y una sesión práctica que consistió en una visita a la Ciudad de la Justicia y una pasantía en órganos jurisdiccionales”, comentó Noelí Ballhorst y luego agregó que en lo personal se interiorizó sobre el funcionamiento de los juzgados especializados en violencia que en Argentina sólo existen en algunos jurisdicciones pero no en Entre Ríos. “Fue una experiencia muy enriquecedora para el trabajo vinculado a violencia familiar”, evaluó.

A su turno, Evangelina Bruzzo comentó que “el curso fue muy enriquecedor porque  tuvimos oportunidad de poder comparar la legislación española en distintas temáticas, no sólo penal sino también en materia de vivienda y discapacidad”. “Trabajo en el fuero penal y vimos varios temas que están íntimamente relacionados con lo que hacemos todos los días, como por ejemplo los procesos de violencia y delitos como el grooming y el sexting que es específico en España, además de que nos ilustraron en cuanto al juicio por jurado que todavía no está implementado en Entre Ríos”, acotó.

Luego la vocal sostuvo que “también tuvimos oportunidad de ir a tribunales y presenciar audiencias en los fueros civil, penal y de menores. En lo que respecta a mi fuero, trabajo en un tribunal de juicio de apelaciones, pudimos ver juicios cortos correccionales y comparar los distintos sistemas”.

“España tiene un sistema muy similar al mixto que teníamos anteriormente y hoy en día Entre Ríos goza en su totalidad del sistema acusatorio con amplias ventajas. Básicamente Argentina tiene una legislación de avanzada, nada que envidiarle a España”, indicó, al tiempo que destacó finalmente la infraestructura con la que cuenta la justicia española.

Para Adriana Acevedo y María Valentina Ramírez Amable el curso “fue muy bueno, estuvo muy bien organizado y a cargo de un cuerpo docente muy solvente”.  También resaltaron que tiene mucho para replicar y aprovechar por parte de un juez o magistrado argentino que participa de esa instancia de capacitación.

“En términos generales nos mostró a los jueces argentinos que fuimos a capacitarnos que España tiene una infraestructura judicial muy superior a lo nuestra, no obstante en lo que respecta a algunos de los derechos humanos que estuvimos viendo Argentina tiene una evolución mayor aún, como por ejemplo en materia de familia y de normativa referida a violencia de género”, dijo Ramírez Amable y enseguida afirmó que esto último “no garantiza que en nuestro sistema esos derechos vulnerados se puedan proteger siempre porque a veces tenemos graves problemas de infraestructura. Lo mismo acontece con respecto a la minoridad o a los niños con derechos vulnerados. Tenemos normativas y estructuras pensadas de modo más moderno y amplio para protegerlos pero tenemos graves déficits estructurales para poder llevar adelante los mandatos que nos imponen las leyes”.

Párrafo seguido, expresó que “España tiene algún retraso en materia de legislación pero nos supera en infraestructura y una realidad totalmente distinta porque es un país desarrollado”.

Muy significativa fue para las entrerrianas la visita durante un día a la Ciudad Judicial de Barcelona. “El grupo de jueces argentinos fuimos divididos por fueros (según su interés). En el caso particular, visitamos con la doctora Acevedo, un juzgado de primera instancia en lo Civil y Comercial, y  tuvimos entrevistas con el asesor letrado y el magistrado a cargo. El intercambio de experiencias fue muy fructífero considerando que los juzgados civiles como el visitado llevan muchos años de experiencia tramitando las causas mediante el sistema de procesos por audiencias y/o juicios orales”. Acotó que presenciaron “tres audiencias de vista de causa dirigidas por el magistrado luego de lo cual pudimos ver en directo como el juez dictó de modo casi inmediato dos de esas sentencias, dejándose la restante para la tarde, pues debía chequear un tema de derecho que se planteaba en el caso y quería revisar la última jurisprudencia vigente en el asunto. Nos explicó que eso, le llevaría esa tarde o quizás un día más. No más que eso”.

“Pudimos apreciar en esos casos que tanto los escritos postulatorios de las partes como la sentencia del juez, eran piezas concretas, claras, sin ensayos ni citas excesivas de jurisprudencia, a lo sumo indicando el fallo que confirmaba el criterio adoptado pero sin transcripción. Todo en aras de la economía pero también de la claridad de la decisión.  Esta modalidad de postular los letrados y de dictar las sentencias los jueces, se encuentra hoy prevista en nuestra provincia para el fuero civil y comercial en el reglamento de gestión de prueba y proceso por audiencia mediante Ac 18/18 y hacia la concreción de ese objetivo debemos trabajar también si queremos que la oralidad sea efectiva y se logren los objetivos propuestos”, acotó.

A continuación, Ramírez Amable comentó que “otra importante experiencia recabada fue la de presenciar juzgados totalmente digitalizados. La primera impresión es visual: juzgados muy diferentes a la imagen a que estamos acostumbrados en estas latitudes. En vez de ‘torres de expedientes’, sobre los escritorios de los proveyentes sólo unas pocas carpetas de unas cuantas páginas, al estilo legajo penal, conforman el expediente. Pudimos ver y presenciar cómo se maneja el sistema del expediente digital completo, lo que desmitifica muchos temores o reparos que a veces se formulan en este aspecto: se trabaja mejor, más fácil, más rápido y de modo más organizado. Y esas condiciones generan también un clima de trabajo muy distinto al que acostumbramos ver muchas veces en nuestros organismos, a donde ‘la torre’ de papeles nunca termina”.

En ese punto, Adriana Acevedo comentó que la posibilidad de observar la forma en que se tramita el expediente digital resultó de gran utilidad, toda vez que se encuentra en la fase inicial la implementación de una prueba piloto para la digitalización de ciertos procesos en el juzgado a su cargo.

Finalmente, Ramírez Amable sostuvo: “Más allá de que los juzgados de Barcelona son modernos, accesibles y cuentan con todas las comodidades necesarias, lo que no puede afirmarse de modo general en el caso de nuestros organismos judiciales, lo cierto es que la digitalización del expediente judicial contribuirá también  a generar más y mejores espacios de trabajo, sumado también a una mejor manera de resguardar la información judicial que el tradicional y antiecológico expediente papel”.

Cabe mencionar que la Escuela Judicial, configurada como centro de selección y formación de jueces y magistrados españoles, tiene como objeto proporcionar una preparación integral, especializada y de alta calidad a los miembros de la carrera judicial, así como a los aspirantes a ingresar en ella. Además, cuenta con una oferta formativa mas abierta con participación de integrantes de las carreras judiciales de diversos países y en ese marco se concretó la presencia de las asociadas entrerrianas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here