Marcela Davite y Alberto Adrián Welp ya forman parte del Consejo de la Magistratura

En representación de la Asociación de la Magistratura y la Función Judicial de la Provincia de Entre Ríos, los Dres. Marcela Davite y Alberto Adrián Welp asumieron como consejeros titulares del Consejo de la Magistratura durante el período 2020-2022. Con compromiso y dedicación, trabajarán para acelerar todos los trámites de selección de magistrados.

Ante el secretario de Justicia y presidente del Consejo de la Magistratura, Pablo Biaggini, consejeros titulares y suplentes prestaron juramento el viernes para integrar ese organismo en el mencionado período.

El nuevo Consejo de la Magistratura está integrado por: Marcela Alejandra Davite y Alberto Adrián Welp, en representación de la Asociación de la Magistratura y la Función Judicial; Daniel Fernando Beltrame y Rodolfo Miguel Parente en representación del Colegio de Abogados de Entre Ríos; Carina Paola Franchini en representación de la Asociación Judicial de Entre Ríos; Verónica Acuña y Alfredo Fabián Bel, en representación de ONG y en representación de Académicos Alejandro Patricio Grandoli de la Universidad Católica Argentina; Mariano Lino Churruarin de la Universidad Nacional del Litoral y Guillermo Oscar Sal de la Universidad de Concepción del Uruguay.

Los consejeros suplentes por la Asociación de la Magistratura son los Dres. Álvaro Gastón Piérola y Martín Cabrera.

Compromiso y dedicación

Al referirse a su designación como consejera, la Dra. Davite destacó que “significa una responsabilidad muy grande y como tal la he asumido, sabiendo que a esta función le voy a tener que dedicar tiempo, estudio, trabajo y la tendré que compatibilizar con mi tarea habitual”.

“Quiero destacar la importancia de que en la provincia exista un Consejo de la Magistratura como el nuestro”, resaltó y luego sostuvo que “es importante defenderlo todos los asociados. Debemos hacer docencia de las virtudes que significa tener un Consejo de la Magistratura de las características que tiene el nuestro porque ya de por sí su misma conformación es una garantía de independencia”.

Luego la magistrada subrayó que “quienes se presentan ante el Consejo de la Magistratura obtienen cargos por sus propios méritos que han podido demostrar ante un jurado experto, que es el evalúa el examen de oposición, con antecedentes y en la entrevista personal que la toman todos los consejeros y es una mirada muy global desde diferentes sectores”.

“En cuanto a la idea de jueces, fiscales y defensores, el perfil actual lo que demanda son funcionarios y magistrados con conocimientos científicos en primer lugar”, continuó diciendo la Dra. Davite y enseguida acotó que “otra cuestión importante para quien aspira a un cargo, además de la ciencia que es la condición indispensable, es que sea diligente en el sentido de buscar soluciones justas a los problemas y por supuesto comprometido con el trabajo”.

Finalmente, expresó que “una manera de defender al Consejo de la Magistratura, que tantos beneficios tiene, es estar disponibles para participar como jurados de los concursos, incluso ofrecerse voluntariamente para integrar las listas, y una vez asumido ese compromiso ser diligentes en la corrección de los exámenes”.

A su turno, el Dr. Welp dijo que “es un enorme orgullo integrar el Consejo de la Magistratura por la relevancia institucional que tiene” y acotó que ese organismo “permite la selección de los magistrados que van a sumarse al Poder Judicial con un procedimiento transparente y objetivo”.

“Los resultados están a la vista: el Poder Judicial de Entre Ríos es uno de los mejores del país y se da un funcionamiento acorde con los tiempos procesales y demás”, indicó Welp, al tiempo que agradeció la confianza que magistrados y funcionarios judiciales depositaron en él para que los represente en el Consejo de la Magistratura. “Para mí eso es muy importante y me motiva a cumplir eficaz y fielmente el cometido que tengo encomendado. Quiero que mis colegas estén orgullosos de mi representación”, acotó.

En otro tramo de sus declaraciones, comentó que “el objetivo de la Asociación es acelerar todos los trámites de selección de magistrados. Somos conscientes que la cobertura lo más rápido posible de las vacantes hace a la independencia y a la eficacia del Poder Judicial”.

“Son épocas difíciles por la pandemia. Los procedimientos que tenemos establecidos son de difícil aplicación. Ahora estamos afrontando concursos que son realmente los más grandes en cuanto a número, complejidad técnica, operativa y logística, como el de los fiscales auxiliare, que por distintas razones lleva años de demora, y luego quedarán los de los defensores auxiliares”, sostuvo y finalmente agregó que “el objetivo es tratar de activar todos los concursos en trámite y también ver la posibilidad de actualizar los mecanismos de los procedimientos a la nueva realidad virtual originada por la pandemia. Es una etapa de adaptación así que habrá que ir viendo esas posibilidades y explorarlas para que no pierda ritmo el trabajo del Consejo de la Magistratura”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here